Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos “Puños de Libertad”

por Mauro Conte

La experiencia educativa  del Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos “Puños en libertad” tiene como protagonistas a un grupo de docentes y a la comunidad de la Villa 15. Es una propuesta político-pedagógica profundamente colectiva, que interviene en el territorio con el ejemplo de la praxis para concientizar sujetos comprometidos en el proceso de la comprensión de la realidad. Este barrio se nutrió de inmigrantes obreros  en busca de trabajo para el sustento de sus familias y fueron conformando un mundo heterogéneo de culturas en busca de  una mejor calidad de vida y, entre las carencias más significativas, la educación fue una de ellas. La crisis institucional, política, social, económica y educativa, dio inicio al camino de la educación popular en el año 2001 para aquellos sujetos sociales, participantes centrales de los sectores oprimidos y desplazados de las políticas educativas. El bachillerato viene a saldar esa deuda con los vecinos de Villa 15, abriendo posibilidades para terminar sus estudios secundarios despertando sus potencialidades intelectuales desde una mirada colectiva. Los futuros egresados/as saldrán realizados como sujetos políticos para enfrentar y dar repuestas a nuevas y viejas crisis, orientándolos con una postura anticapitalista y anti-patriarcal.

Breve historia de Villa 15 y su comunidad

Villa 15 o Villa General Belgrano (por  su denominación oficial),  se encuentra ubicada entre los barrios de Mataderos y Villa Lugano (al sur de la ciudad),  pertenecientes a la comuna 8  de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es donde se encuentra el Bachillerato Popular, perteneciendo territorialmente al Distrito Escolar N° 20. Villa 15 es el segundo asentamiento más antiguo de la ciudad y uno de los más grandes, abarcando 17 hectáreas. Estrictamente, según la Ordenanza de barrios de 1972, se encuentra en Villa Lugano justo al límite al sudoeste de la ciudad. Ciudad Oculta es el nombre con que más se conoce Villa 15, cuando en 1978 el intendente de Buenos Aires que representaba a la última dictadura militar, Osvaldo Cacciatore, ordenó  construir un muro para que los extranjeros que llegaban al país por el mundial de fútbol no puedan visualizar la villa, encubriéndolo a los ojos de turistas.

El barrio surgió en 1937 cuando la zona comenzó a ser poblada por obreros del Mercado de Hacienda de Mataderos y del Frigorífico Lisandro de La Torre, en el contexto de una gran inmigración interna en el país desde las provincias del interior a la capital.

Con los años, en Villa 15 se fueron conformando viviendas por el Núcleo Habitacional Transitorio (NHT) ubicado entre Avenida del trabajo o Barrio de las Tiras, viviendas precarias realizadas a raíz del Plan de Erradicación de Villas de Emergencias a fines de la década del sesenta. El barrio está formado por 31 manzanas y, según la Dirección General de Estadísticas y Censos de C.A.B.A. (Ciudad Autónoma de Buenos Aires),  en 2010 habitaban 15.568 personas, aumentando en los últimos años de manera creciente. Una de las principales características de la actualidad del barrio es la diversidad cultural y de orígenes de sus habitantes, llegados desde países de toda Latinoamérica. Estos inmigrantes llegaron a la Argentina en continuo flujo migratorio hacia las zonas urbanas del gran Buenos Aires, abandonando sus lugares de pertenencia donde la carencia de posibilidades (principalmente laborales) resulta un impedimento  insalvable para un proyecto de vida.

Finalmente es en las grandes ciudades donde las poblaciones desplazadas depositan todas sus expectativas, sus experiencias, su capacidad y fuerza de trabajo y, sobre todo, sus esperanzas de una vida digna. Los primeros asentamientos de este tipo (como ilusoria solución de viviendas a la población) se realizan sobre terrenos baldíos  que generalmente pertenecen al estado próximas a fuentes de trabajo, como la zona portuaria (Villa 31, Retiro), cerca de terminales de carga y descarga del ferrocarril (Villa 21-24, Barracas), o “Ciudad oculta”, ubicada entre las vías del tren que desembocaban directamente en el Mercado de Hacienda.

La población del barrio en la actualidad vive con serios problemas de  salud, con casos de dengue, tuberculosis,  diversos  tipos de alergias y enfermedades de transmisión sexual, tratando de sobrellevar la pandemia del covid-19 que afecta a todo el mundo. A  la situación alarmante de este virus se le suma la dificultad en los espacios reducidos de las  viviendas, en las cuales varios integrantes de las familias comparten  el mismo hogar, elevando los riesgos de contagios.

El virus del covid-19 golpea seriamente al barrio y la falta de agua agrava doblemente los riesgos de contagio, siendo el agua potable una necesidad primordial para el lavado de manos, el lavado de los alimentos y el aseo personal. Es un problema histórico en las villas de la ciudad el abandono de la obra pública, al no contar con agua potable y frente a esta situación inédita el gobierno de la ciudad reparte bolsas de agua, dando una solución momentánea sin resolver los problemas estructurales básicos que vecinos de Villa 15 vienen reclamando desde hace años. La falta de suministro eléctrico es otra de las necesidades no resueltas: se estima que actualmente alrededor de 30 mil familias viven en el barrio  con solo dos usinas para abastecer de electricidad a los hogares. Esto provoca el calentamiento de las instalaciones eléctricas generando incendios que ponen en riesgo la vida de las familias.

Varias zonas del territorio no tienen luz en determinadas horas del día, incluso en algunos sectores no cuentan con suministro eléctrico por más de 24 horas teniendo que comprar los alimentos que se consumen en el día para que no pierdan la cadena de frío. Hace  décadas que los medios masivos de comunicación estigmatizan a las clases populares de las distintas villas mostrando los problemas de adicciones como el factor determinante de todas las problemáticas en sectores vulnerables, desinformando a la sociedad.  La intervención de distintas organizaciones como la Fundación Madres contra el Paco, el centro de adicciones que está en la capilla del barrio y los centros de salud que realizan un seguimiento de las personas afectadas, lograron que actualmente el tema de las adicciones esté bastante controlado, brindando contención afectiva y psicológica a personas adictas y sus familias. Las secuelas de las drogas hace 40 años atrás se registraba un promedio de 50 a 60 personas afectadas en recuperación, hoy están teniendo entre 7 y 10, siendo muy baja la tasa de adicción.

Con respecto a la educación, aproximadamente el 50 % de las personas que no comenzaron o no completaron sus estudios secundarios afirman que no tienen un trabajo estable, sus actividades laborales se basan en trabajos precarios y mal pagos, o en el mejor de los casos cuentan con contratos de trabajos por debajo del salario mínimo y pasan las ocho horas laborales y sin descuentos jubilatorios.

Los datos publicados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, dan cuenta de situación precaria en lo social y educativo de la población que habita en la zona del bachillerato. Es el segundo barrio con mayores niveles de hacinamiento de ciudad, concentrándose un 16,3 % de la población del área en situación de hacinamiento y un 2,9 de la misma está en hacinamiento crítico.

En relación a los niveles de pobreza, los datos publicados por el Gobierno de la Ciudad en 2006, muestran que el barrio Villa 15 y sus alrededores concentran la mayor cantidad de población pobre de la ciudad: 29,3 %. Estos datos muestran los estragos socio-económicos, educativos, culturales, alimenticios, de los servicios públicos de salud, que estas clases populares más vulnerables viene padeciendo sin una salida concreta a sus necesidades.

Durante el año 2011 se registró que el 24 % de la población de 25 años y más de la comunidad sólo había completado su educación de nivel primario, sin haber iniciado estudios de nivel secundario. El 23 % de los habitantes de 15 años y más iniciaron sus estudios secundarios pero por diferentes causas no lo completaron.

La oferta educativa de jóvenes y adultos en la zona de la comuna es limitada. En la Ciudad de Buenos Aires existen actualmente 148 establecimientos educativos orientados a la demanda joven y adulta en el nivel medio. En la zona de influencia del bachillerato se encuentran 11 de estas unidades educativas, de las cuales 2 son privadas.

La Ley de Educación Nacional número 26.206, en su artículo 2 y 4 redacta:

Artículo 2.-La educación y el conocimiento son un bien público y un derecho personal y social, garantizados por el estado.

Artículo 4.- El Estado Nacional, las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene la responsabilidad principal e indelegable de proveer una educación integral, permanente y de calidad para todos/as habitantes de la Nación, garantizando la igualdad, gratitud y equidad en el ejercicio de este derecho, con la participación de las organizaciones sociales y las familias.

La educación es un derecho básico que a lo largo de la historia ha estado restringido para los sectores populares, y este espacio geográfico en el cual se asienta el proyecto educativo del BP no escapa de una realidad presente en la importancia que asignan estos sectores populares a la educación como vehículo de inclusión social y de mejoramiento de las condiciones de vida personal y colectivo.

Villa 15  es una comunidad  en situación de vulnerabilidad, como  un grupo que lo hace más propenso que otros a sufrir daños en bienes o valores sociales importantes. Esto suele ser el paso previo para la exclusión social y para la conversión del grupo vulnerable en grupo marginal. Esta vulnerabilidad se debe a la existencia de obstáculos sociales y jurídicos,  específicos y graves, que impiden a esas personas disfrutar de una serie de derechos vinculados a la dignidad humana en condiciones similares a como lo hacen las personas que no están en esas situaciones.

Con el diagnóstico realizado sobre Villa 15 y zonas continuas, el Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos “Puños en Libertad”, nace con la finalidad de atender  a las necesidades y demandas de formación educativa , y de terminación de estudios secundarios en particular de los integrantes de la comunidad, apropiándose de espacios y desarrollando propuestas de formación educativa integral y de calidad, destinada al conjunto de necesidades individuales y colectivas de los sujetos sociales participantes.

Algunos conceptos de educación popular

Desde hace varias décadas en América Latina existe un campo de trabajo práctico y teórico al que se denomina de diversa maneras: educación popular, pedagogía del oprimido, pedagogía liberadora, pedagogía dialógica y a lo largo de 40 años desde los escritos de Paulo Freire se realizaron en casi todos los países del continente prácticas de educación popular que se reflejan en las experiencias teóricas y prácticas. Freire personifica un movimiento que va más allá de su persona y llega a ser un “sujeto pedagógico colectivo”.

La educación popular no es una metodología, una didáctica, un conjunto de métodos y técnicas neutros, sino un pensamiento pedagógico que, posicionándose ante la realidad social, apuesta a la educación como una herramienta fundamental de la transformación cultural que considera imprescindible para el triunfo y consolidación del proyecto político pedagógico, y para qué clase social va estar destinada esta enseñanza, indudablemente a los sectores marginados y la clase trabajadora. Se constituye como un campo complejo de articulaciones múltiples cuyas prácticas entrecruzan demandas provenientes de diversos sujetos sociales (trabajadores, indígenas, migrantes, mujeres, sectores urbano-populares, infancias vulnerables, colectivos LGTB, clases subalternas) resultando configuraciones socio-históricos y culturales particulares, demostrando un carácter abierto. En las palabras de Frei Betto, educador popular, escritor, fraile dominico y asesor de movimientos sociales, considera a la educación popular como:

“un método inductivo y dialéctico para crear condiciones que permitan a los oprimidos pasar de una persecución de la vida como mero fenómeno biológico (crecer, estudiar, tener un trabajo para mantener una familia) a una percepción de la vida cómo fenómeno histórico (conciencia de clase, pertenencia a una cultura, a un determinado momento histórico). El que no comparta la metodología de la educación popular no entiende en la práctica la teoría leninista del conocimiento y el papel del sujeto, del pueblo como protagonista histórico, que se estudia en el marxismo.”

Dentro de la instrucción de hegemonía liberal, las instituciones educativas públicas son antagónicas a la Educación Popular. El acento y la esperanza depositados en la instrucción pública responden a lo que se llamaría educacionismo: se postula que el cambio social depende, en primera instancia, del trabajo de instrucción, lo cual dentro de esa perspectiva los sectores populares no son sujetos de su propia educación.

El discurso educativo moderno fija el sentido de la educación popular en tomarla como instrucción pública, construyendo de esta manera un discurso hegemónico sobre la educación y el sistema educativo, negando de esta manera el sentido de la educación popular en atravesar todos los niveles del sistema de educación formales y no formales, como posición de los interés populares, en los saberes, estrategias, contenidos y metodologías de una verdadera democracia participativa.

Gramsci, en sus notas sobre la política y el estado moderno concibe:

“el apropósito del estado ético y de cultura es que todo estado es ético en la medida en que una de sus más importantes funciones es elevar la gran masa de la población a un determinado nivel cultural y moral, nivel (o tipo) que corresponde a la necesidad de desarrollo de las fuerzas productivas y, por consiguiente, a los intereses de la clase dominante. La escuela como función educativa positiva, y los tribunales como función educativa represiva y negativa, son las actividades estatales más importantes; en realidad tienen el mismo fin muchas otras iniciativas y actividades pretendidamente privadas, que forman el aparato de la hegemonía política y cultural de las clases dominantes”.

Es por eso que los grupos dominantes ejercen la función de direccionar la cultura, de transmisión de ideología a través de un conjunto de organizaciones institucionales que divulgan  la interpretación de la realidad de acuerdo con sus intereses, justificando las estructuras y relaciones de poder: valores, símbolos, lenguajes y comportamientos que se representan en el arte, la filosofía, el derecho, la religión, la salud, la psicología, ciencias exactas, sociales y naturales, relaciones de género, acompañado de los medios masivos de comunicación que reproducen y refuerzan su dominación.

La educación popular considera que las relaciones de dominación son mucho más amplias que la explotación económica abarcando la cultura y la educación como instancias claves de dominación por parte del estado burgués. Las corrientes populares educativas se organizan culturalmente para formar un germen nuevo de cultura emancipadora, para dejar de contar con intelectuales burgueses y crear intelectuales propias de las clases subalternas.

Una educación popular como proyecto revolucionario político-pedagógico debe encontrarse en la esfera de la experiencia colectiva social organizada, para construir un proceso educativo de libertad, pero con una responsabilidad colectiva de docentes, estudiantes y la comunidad, y andar el camino de la filosofía de la praxis, cuestionando teóricamente y en la práctica los límites institucionales de las clases gobernantes. La educación popular es una acción cultural por la libertad: como la pedagogía del conflicto y no del orden, del diálogo de múltiples saberes y no del pensamiento único, de las preguntas y no de las repuestas repetidas, de lo grupal y lo colectivo frente a prácticas y teorías pedagógicas que reproducen el individualismo y la competencia, de la democracia y no del autoritarismo, para el desarrollo de sujetos en proceso permanente de liberación para dejar de ser objetos que no transforman la realidad.

[continúa]

sendaguevarista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s