RAMONA (S)

Ramona nos duele, nos golpea, nos obliga a pensar, a llorar a gritar. Ramona era una capitana, se ponía el equipo al hombro y gritaba por todes. Ramona fue voz de villa, de familia, de hambre, de pobreza y de verdad. Por eso duele más, por eso necesitamos decir algo.

Pero Ramonas hay muchas, con otros nombres, en distintos barrios. Ella es el negro utilizado de prueba de laboratorio, el latino olvidado o cagado a palos en las calles de New York, el wichi en Chaco o Formosa. La vieja olvidada en un camastro de algún geriátrico de cualquier parte del mundo, es cualquier escena de pobreza u olvido de este sistema que no da más.

Esta pandemia, como la mayoría de las enfermedades, vino a demostrar una vez más el fracaso del sistema capitalista que asesina o deja morir (vaya a saber uno la diferencia) lo que ya no sirve, lo que no encaja, los que gritan ¡Basta ya! Las que se cansan de la explotación y los golpes.

Empecemos a dar vuelta la historia hoy. No mañana, ni más adelante. Es hoy.

¡Gracias Ramona, que tu lucha se multiplique!

sendaguevarista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s