Elecciones y Negocios (Un recorrido político por las provincias de Argentina) I

(Primera Parte)

Más allá de las elecciones nacionales, que reafirmaron el descontento social con la gestión Cambiemos, hay un complejo panorama político y económico al interior de cada provincia, y que no se reduce a los resultados electorales: partidos provinciales que se eternizan en el poder, candidatos que se repiten, negociados con la tierra. Este es un recorrido necesario sobre la situación de cada provincia, sobre las tramas subterráneas que los gobiernos de turno intentan invisibilizar, sobre pactos y alianzas que benefician a unos pocos en perjuicio de las mayorías.

Noroeste

La situación política del Noroeste Argentino no dista de ser diferente a la del resto de las provincias tras las PASO. La victoria del Frente de Todos en la zona del NOA visualiza el descontento popular por las medidas antisociales y económicas que el presidente Macri descargó sobre la gente más pobre y necesitada. Con un nivel de pobreza que deja al descubierto las pésimas políticas económicas, las cifras son contundentes: en niveles de pobreza primera está Santiago del Estero con el 44,1 %, luego la siguen Salta 41,8 %, Tucumán 40,4 %, Catamarca 40,1%, Jujuy con el 35,4%,  y La Rioja 23,5%.

Según el Indec, las economías de estas provincias dieron tasas de ganancias bajas en las exportaciones, atribuibles a la caída en las ventas de tabaco, cítricos, minera metalífera y de litio, marcando ganancias y aumento de la economía en la exportación de soja, trigo y maíz. Este aumento de las exportaciones, principalmente de soja, se debe a la utilización de fertilizantes en la tierra para acelerar los procesos de crecimiento. Este proceso de producción se encuentra permitido en Argentina a pesar de las protestas en varias provincias por el uso de glifosato (por ejemplo, Estados Unidos tiene 18.400 denuncias por la utilización de este producto, siendo un país donde está prohibido su uso. Monsanto-Bayer enfrenta dos demandas de niños de 12 años que contrajeron cáncer por su exposición al Roundup). El agro-negocio, con la soja como bandera, el litio y monocultivo forestal son las actividades productivas que mantienen como eje de producción estas provincias, políticas de estado durante el Kichnerismo y luego con el Macrismo, demostrando que en el extractivismo no hay grieta.

El 29 de agosto, luego de apoyar públicamente el agro-negocio transgénico, Alberto Fernández recibió a los empresarios relacionados a esta actividad de la Mesa de Enlace y de los más cercanos a la derecha; Sociedad Rural, Confederaciones Rurales Argentina, Federación Agraria y Coninagro. El ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner sólo señaló que la reunión fue “fructífera”.

La gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, fue una de las impulsoras del encuentro entre decenas de multinacionales mineras y Alberto Fernández. El candidato presidencial,  ante los periodistas, pidió a los gobernadores y empresas que hagan un “esfuerzo conjunto y tarea de educación para que la sociedad comprenda que la minería es una oportunidad”.

La provincia de Jujuy resiste sosteniendo el reclamo por la extracción de litio, que se exporta a las automotrices europeas para el desarrollo de autos eléctricos y la industria de los celulares. Casi todo el mundo sabe hoy que el litio es un metal muy liviano, que sirve para fabricar las baterías recargables, que llevan los dispositivos electrónicos portátiles y que también empiezan a ser utilizadas para impulsar los nuevos vehículos eléctricos y almacenar energía renovable. Incluso, bastante gente sabe además que los salares de la puna sudamericana, como Bolivia, contienen enormes reservas de litio, una materia prima “estratégica” que en los últimos años no hizo más que aumentar su precio internacional, “atrayendo” inversiones extractivas directas de todo el globo.

Los gobernadores del NOA no parecen recordar que hace más de 20 años la corporación norteamericana FMC litihum explota el salar del Hombre Muerto, en la provincia de Catamarca, siendo una de las cuatro mayores productoras de litio (SQM, Albermale, Tianquiy FMC controlan el 80% de las exportaciones mundiales). Tras 20 años de explotación ininterrumpida, las autoridades parecen desconocer los problemas ambientales severos y el escaso desarrollo socioeconómico que se registra en la provincia, sumado a la precarización laboral de trabajadores y trabajadoras.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a Argentina entre los diez países que más desmontaron entre 1990 y 2015: se perdieron 7,6 millones de hectáreas, a razón de 300 mil hectáreas al año. Este informe registra que, en Santiago del Estero, contó con 13.707 hectáreas desmontadas, de las cuales 8.083 estaban protegidas por la ley de bosques.

En el NOA, el gobernador Morales hace bandera de que aumenta el turismo, pero lo que realmente crece es la pobreza y la desigualdad. En estas provincias no hay posibilidades laborales para los jóvenes, no se ven obras que lleven servicios esenciales como asfalto y cloacas a los barrios populares, la plata se la llevan las mineras y los empresarios del turismo, por eso, sin afectar esas ganancias, no puede haber una salida favorable a los trabajadores y la juventud. En Jujuy, mientras las mineras como El Aguilar, que mantiene a sus trabajadores con bajos salarios y sin condiciones apropiadas de seguridad laboral, se sigan llevando nuestros recursos naturales, pagando apenas 0,9% de regalías, no habrá salida para la economía de la provincia y el país. Lo mismo pasa con el parque solar Cauchari, donde el Gobierno endeudó por generaciones a la provincia para garantizar un negociado de empresas y bancos chinos.

Frente a estos datos relevantes sobre la crisis económica y social que generan la magaminería y los agro-negocios, los candidatos y dirigentes peronistas de las provincias del NOA se reunieron con la CGT, en la casa del gobierno de Tucumán, para afirmar el apoyo a la fórmula Fernández-Fernández. El gobernador Juan Manzur, que convocó el encuentro, destacó que se trata de “una de las regiones más golpeadas por la política económica del macrismo”, y aseguró que “el norte va a poner los votos que hagan falta para que Alberto sea presidente”. Una reunión que significó una continuidad con la política  en materia de extracción de recursos naturales, que ya sufrieron las provincias en la década ganada, y que sigue firme con Macri.

Las posiciones negativas por el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo encuentran a las provincias del NOA con una posición ampliamente negativa. Una encuesta de la Universidad de San Martín que realizó el primer estudio nacional sobre percepción acerca de la violencia de género, en el que indagó también sobre el aborto, dio como dato que esta región es donde se encuentran más detractores sobre el tema. Estas provincias del norte aportaron 22 de los 37 votos que se definieron por el no. En las provincias de Jujuy, Salta y Santiago del Estero, todos los senadores fueron por el rechazo, marcando el peso geográfico de las provincias del norte.

índiceNoreste

En el mes de junio de este año aún se avizoraba en Corrientes un alentador panorama para las pretensiones reeleccionistas de Macri. En ese mes, a diferencia de las demás provincias, el oficialismo de la provincia renovaba parte de la legislatura correntina: cinco bancas en el Senado y 15 bancas en la Cámara de Diputados. El gobernador radical, quien tiene mandato hasta 2021, retuvo la mayoría en ambas cámaras que el frente liderado por la UCR mantiene hace varios años. De esa forma, el actual gobernador Gustavo Valdés, replicaba el llamado oficialista a “seguir trabajando para profundizar el cambio”. Valdés, fue elegido en 2017, imponiéndose por un escaso margen sobre el candidato justicialista, y heredando para sí el cargo que por más de 12 años ejerciera su antecesor, también radical, Ricardo Colombi; actual miembro del Comité Nacional de la UCR, y destacado por haber apoyado a Macri en la convención de la UCR de Gualeguaychú que dio inicio a Cambiemos. No obstante, últimamente se ha hecho público un cierto distanciamiento entre el patriarca radical (Colombi) y su delfín (Valdés). Este último, parece no tener problema en aggiornarse a las necesidades populistas de época, buscando acercamientos con sectores peronistas.

En la vecina Misiones también se habían adelantado las elecciones para junio, pero allí sí estaba en juego la gobernación. Y allí también el radicalismo alcanzó un triunfo, esta vez contundente (más de 50 puntos porcentuales de diferencia). Sin embargo, la nota destacable es que en Misiones la alianza de los radicales es con los peronistas, y no es un experimento nuevo. El partido oficialista, Frente Renovador de la Concordia, lleva 16 años hegemonizando las elecciones misioneras. En esta oportunidad quien hasta ese entonces había ejercido como vicegobernador, Oscar Herrera Ahuad, se convirtió en nuevo gobernador.

Pero si de fórmulas longevas se trata, no hay un caso más emblemático que el de Formosa. Allí, Gildo Insfrán alcanzó en las alecciones adelantadas de junio la posibilidad de ejercer su séptimo mandato. Insfrán seguirá gobernando como la ha hecho los últimos 24 años, para asentar el lugar de su provincia como una de las más empobrecidas del país. En su momento, el reelegido gobernador ya había anunciado su posicionamiento en favor de la vuelta a la rosada de un gobierno ‘’nacional y popular’’. En otras palabras, Insfrán no hacía más que confirmar su postura como uno de los principales caudillos del pejotismo, con todo lo que ello implica. Como dato destacable, fue un peronista, proveniente de las huestes de la agrupación ‘’Evita vive’’, Adrián Bogado, quien intentó competir por fuera del pejotismo, para lo cual acudió a un “frente amplio”, compuesto por radicales, macristas y peronistas que, sin embargo, nada pudieron hacer ente el aparato bien aceitado de Insfrán.

Por su parte, en el Chaco el peronismo logró finalmente superar una fuerte interna entre el saliente gobernador Domingo Peppo y el candidato apoyado por el Frente de Todos, Jorge Capitanich, quien ejerciera como intendente de Resistencia y quien, además, ya ha demostrado su cercanía con el  kirchnerismo, tras haber ejercido como Jefe de gabinete de 2013 a 2015.  El peronismo conservará, tras haber sido elegido en primera vuelta con casi el 50% de los votos, la gobernación del Chaco, en cabeza de cabeza de Capitanich. Así, es evidente que el caudillismo heredado de los próceres del siglo XIX se sigue sufriendo en las provincias del Noreste. También lo es que el pragmatismo político de las clases dirigentes no les hace siquiera sonrojarse cuando se trata de formar alianzas de cualquier tipo, o traspasar el bastón de mando como si se tratara de una potestad medieval. Esa política, puesta en práctica por los partidos burgueses, más allá de sus nominaciones locales, es la directa responsable de ubicar a la región con los más altos índices de pobreza e indigencia: 42% y 11%, respectivamente (superando la media nacional del 35,4% y 7,7%, según los datos recientemente publicados por el INDEC), y con el promedio de salarios más bajos del país. Como hace más de cien años, la región está estancada en un modelo primario de economía que nutre los intereses terratenientes y el capital internacional. La herencia de los políticos que vienen sometiendo a las provincias del noreste, y que lo van a seguir haciendo durante los próximos años, no perjudica solo a los pueblos de Corrientes, Misiones, Formosa y Chaco. La descontrolada explotación forestal, contaminación hídrica y ambiental dejará una herida general muy difícil de borrar.

Cuyo

Como se ha mencionado hasta acá, el modelo productivo de la Argentina prácticamente no ha variado desde los orígenes del estado, con su carácter altamente extractivista, ya sea en términos agrarios o mineros, y muestra de esto no solo son las provincias del norte. En la zona de Cuyo, los intereses empresariales, entre otros negocios, tienen sus expectativas puestas en la minería.

En San Juan, el 24 de agosto de 2019, Mark Bristow, CEO global de la multinacional con sede en Canadá,  Barrick Gold, anunció inversiones para extender Veladero (mina a cielo abierto) hasta 2028. Esta empresa tiene derechos mineros sobre 34.000 hectáreas en el cinturón de oro “El Indio” que abarca Chile, Argentina y Perú. En la provincia, además de Veladero, explota el megaproyecto Pascua Lama, también a cielo abierto, que comparte con Chile y que tiene previsto reflotar en el corto plazo, más allá de la importante resistencia que la población impuso al mismo. Los capitales extranjeros monopolizan la extracción minera en San Juan, sumando a  Gualcamayo, de carácter tanto subterráneo como a cielo abierto, a cargo de la empresa Yamana Gold, también canadiense. A estos, se suma el proyecto de la mina El Pachón, por la empresa Glencore, con sede en Suiza.

Sergio Uñac, gobernador reelecto con el 55.84% de los voto en junio del presente año, señala que “La minería en San Juan es política de estado”. Uñac es presidente del PJ provincial y desde el 2016 conduce el PJ Sanjuanino. Hace pocos días, en una visita de campaña de Alberto Fernández, recibió el apoyo de éste frente a los proyectos mineros, incluso se reunió con los empresarios del sector, “mis principales aliados son los que exportan”, dijo el candidato presidencial. En 2010, la provincia pasó  de  exportar del 15 al 38% de lo que produce gracias a la actividad minera. La minería representa el 58,4% de los ingresos monetarios de San Juan.

Mendoza no se queda atrás, con el 56% de las reservas de cobre comprobadas de Argentina y con el petróleo como el 90% del sector minero de la provincia en términos de regalías y el 14,1% del total del país. Una de las empresas con mayores intereses es El Trébol, perteneciente a Petsa y subsidiaria de la compañía suiza Mercuria, es impulsora del fracking (fractura hidráulica) en la provincia. El fracking fue habilitado por decreto (N° 248), en marzo de 2018, del por entonces gobernador Alfredo Cornejo de la UCR, quien fue sucedido por el antes intendente, Rodolfo Alejandro Suárez del Frente Cambia Mendoza con un 49,90% de los votos en las elecciones generales del 29 de septiembre. Suárez es presidente de la UCR de Mendoza y, al igual que su predecesor, se pronunció a favor de la explotación megaminera durante su campaña, por lo que no se avizora un cambio de política. En 2018 la movilización popular contra la fractura hidráulica se hizo  sentir con fuerza, consiguiendo incluso algunos amparos contra la misma. En abril del presente año, es YPF  quien anuncia exploraciones de petróleo no convencional, sólo extraíble a través de la técnica del fracking. Y en Junio, Cornejo habilitó otros 12 pozos para la petrolera Grecoil, parte del Phoenix Global Resources, del grupo Vila-Manzano, al igual que El Trébol. Vila-Manzano, además, maneja medios oficialistas y son dueños de la fibra óptica en Mendoza. Cabe aclarar que José Luis Manzano es un político empresario del Partido Justicialista, ministro del interior de Menem y Diputado Nacional del PJ por la provincia de Mendoza, su negociado se extiende tanto a la construcción como a la producción vitivinícola, además de los ya mencionados: energía, petróleo y medios de comunicación. Los tintes políticos en cuanto a los negocios no parecen tener grietas y los beneficio para el grupo Vila-Manzano van en aumento gracias a los decretos de gobernadores de la UCR de Cambiemos.

El conflicto, por supuesto, no se resuelve, y además de los efectos particularmente contaminantes de esta técnica de explotación no convencional, se suman los altísimos requerimientos de agua para el proceso, recurso escaso en la provincia. Garantizar agua limpia para la población es un interés en contradicción total con esta forma de explotación.

Mendoza es una de las provincias con más casos de gatillo fácil y con el mayor porcentaje de pobreza de la zona de Cuyo, seguida por San Luis, aunque el índice de indigencia en esta última es el menor de toda la zona, según el INDEC.

En San Luis, por su  parte, la actividad económica más importante es la ganadera, con frigoríficos y curtiembres, pero también desarrolla actividad extractiva tanto en agricultura como minería. La industria minera se desenvuelve en las sierras de San Luis, del Gigante y de la Estanzuela, ricas en granito y lajas, de donde extraen calizas, basalto y mármol, entre otras. Alberto Rodríguez Saá, del Frente de Unidad Justicialista (Frente de Todos), reelecto como gobernador en junio del presente año con el 42,34% de los votos, se pronunció en varias ocasiones contra la minería a cielo abierto. En enero de 2019, el gobierno provincial dictaminó la resolución de caducidad de la explotación de la Mina Géminis. Latin Resources Ltd. es la compañía de exploración minera que pretende desarrollar actividades extractivas en dicha mina, indican que, gracias a exploraciones hechas en 2017, en ese yacimiento se encuentran “alentadores grados de litio”. Frente a estas declaraciones y la posible realización del proyecto, hubo una fuerte resistencia por parte de la población, y en consonancia la resolución de caducidad.

Sin embargo, el gobierno de San Luis, más allá de estos guiños a las causas ambientales, no tuvo respuestas frente a la crisis que disten demasiado de las políticas nacionales. El aumento salarial del 40% (en cuatro cuotas de 10%) se vio licuado frente a los datos arrojados por la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos, que marcó una inflación del 55,2% entre febrero de 2018 y febrero del 2019, que siguió subiendo durante el año. Los aumentos de tarifas también se hicieron sentir. La tasa de pobreza local, en el último semestre del 2018, aumentó de 17,9% a 31,3%. Contrastan con la misma los beneficios que las empresas privadas adquieren, como el préstamo de 35 millones de pesos sin interés, que el gobierno provincial le destino  a las empresas de transporte, las que, aun así, aumentaron el boleto.

La voluntad de la fórmula, que se perfila como ganadora en las próximas elecciones nacionales, ya se expresó en función de cumplir con el pago de la deuda, la pregunta es ¿de dónde saldrá el dinero? Y ¿a qué exigencias de los organismos internacionales de crédito van a someternos?

Sabemos que los ajustes vienen siempre por el bolsillo de la clase trabajadora y, como contraparte, los beneficios para las empresas aumentan, no sólo en términos monetarios directos, sino en desmedro  de derechos laborales, con tercerización y precarización. La zona de Cuyo, fue otra de las que, en su mayoría, diputados y senadores, tanto cambiemistas como peronistas, se pronunciaron en contra de la ley de aborto legal. Demostrando su posicionamiento contra derechos básicos. Bajo estas prácticas, podemos esperar que las provincias aporten a dar respuesta al pago de la deuda, tanto con la profundización del extractivismo y la consecuente extranjerización de gran parte de nuestros recursos y las regalías generadas por la extracción de los mismos, como con el recorte de derechos, los acuerdos salariales a la baja y los consecutivos  aumentos en el costo de vida. En la práctica, todos los gobiernos, en el comparativo entre ganancias empresarias y beneficios para el pueblo, con mayores o menores márgenes, han sostenido la brecha y han priorizado el beneficio privado, especialmente trasnacional.


Parte II: https://sendaguevarista.com/2019/10/26/elecciones-y-negocios-un-recorrido-politico-por-las-provincias-de-argentina-ii/

sendaguevarista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s